sindrome de otelo

El síndrome de Otelo es un trastorno que induce, a quienes lo padecen, a delirar y tener pensamientos irracionales sobre la supuesta infidelidad de su pareja. Es también conocido como celopatía o delirio celopático y como su nombre lo indica, los afectados sienten celos incontrolables sobre lo que consideran pone en peligro su relación sentimental.
Es “normal” que las parejas sientan cierta inseguridad, quizás motivados por la falta de confianza que surge al principio de la relación pero las personas que sufren del síndrome de Otelo tendrán celos obsesivos y sentirán gran inestabilidad a lo largo de toda la relación, provocando en la mayoría de los casos el rompimiento definitivo o en una violencia desenfrenada.

William Shakespeare escribió “Otelo, el moro de Venecia”, obra cuyo protagonista desencadena la creencia de que estaba siendo engañado por su pareja y termina suicidándose pero antes asesinando a la mujer.
Como Otelo, las personas no son capaces de ver qué es real y qué no lo es. No entienden de razones y se dejan llevar por su pasión e impulsos.

Causas del síndrome de Otelo

Si el afectado con el trastorno celopático empieza a ver que su pareja tiene cambios en su rutina como tomar otro camino hacia el trabajo, usar un perfume nuevo o adquirir nuevos hábitos, esto despierta sospechas y desarrollará una serie de obsesiones acompañadas de delirios y discusiones y podria desarrolar este Síndrome de Otelo.
Lo curioso del caso es que no necesariamente las parejas incurren en una falta para que sus compañeros tengan la “certeza” de que están siendo engañados. Nada podrá hacerlos cambiar de parecer.

No se tiene la suficiente información respecto a las causas bioquímicas de este sindrome de otelo pero lo que sí queda claro es que el factor psicológico tiene gran influencia sobre él, los pensamientos irracionales, el apego y conductas obsesivas-compulsivas.

sindrome otelo

 

¿Cómo saber si tengo el Síndrome de Otelo?

Lo más difícil de cualquier trastorno psicológico es aceptar que se tiene uno y que, dependiendo del tipo, los demás también lo perciben como un problema que los afecta tanto como a nosotros.
La vida de un afectado por celopatía está basada en la constante búsqueda de pruebas que les ayuden a confirmar su idea de que están siendo engañados, de hecho, aunque no logren recaudarlas, de igual forma sentirán que tienen razón en sentir celos. Hasta no que acepten que están en un error, nadie logrará que cambien de parecer.
Una persona tiene el síndrome de Otelo si presenta estos sintomas:

  • Tienen la sensación de que existe una tercera persona aunque no se tengan pruebas de ello.
  • Creen que sus celos son normales y que su falta de control está justificada.
  • No tienen paz en su hogar porque creen que necesitan estar alerta ante cualquier situación sospechosa.
  • Según ellos, todo lo que hace su pareja está relacionado con un tercero.
  • No pueden evitar tener pensamientos negativos sobre su pareja. A menudo tienen impulsos agresivos.
  • Hacen muchos comentarios sobre infidelidad en tercera persona que son realmente indirectas hacia su pareja.
  • Obsesión por la posición de los objetos en su casa. Si los ve un poco desordenados pensará que fue producto de la visita “del otro” o “la otra” a su hogar, pretendiendo saber que el supuesto romance lo llevan a cabo desde allí.
  • Nunca sabrán a ciencia cierta cómo es la persona que según ellos está detrás de su pareja. Siempre estará presente en sus comentarios y comportamientos pero jamás darán detalles sobre ella porque no los tienen, simplemente es un “Fantasma”.
  • Invaden la privacidad de su pareja para vigilar sus mensajes privados, cuentas bancarias y hasta prendas íntimas.

Tratamiento Sindrome de Otelo

El único tratamiento que puede reducir los efectos del delirio es la terapia psicológica. El profesional debe tratar de hacer que el paciente pueda evaluar la realidad y dejar atrás las creencias falsas sobre los engaños de su pareja. Pero para esto, la persona enferma de celos debe aceptar que está teniendo un problema grave que debe ser tratado porque de lo contrario su vida y la de su compañero estarán sumidas en la hostilidad.

De hecho, en muchos casos, cuando el síndrome de Otelo no se atiende a tiempo podría desatar episodios de violencia que incluyen agresiones verbales y físicas, hasta el punto de inducir al asesinato del cónyuge que aparentemente es infiel.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here