Sindrome de Peter Pan
Síndrome de Peter Pan

Síndrome de Peter Pan

Aunque este síndrome de Peter Pan no se encuentra incluido dentro del manual de diagnóstico y estadística de trastornos mentales, es un término psicológico aceptado para describir a la condición caracterizada por la presencia de inmadurez en algunos aspectos psicológicos o sociales del individuo que lo padece, evidenciando una personalidad inmadura y narcisista. El afectado crece pero internamente sigue teniendo una percepción de su yo, en donde perdura la infancia aunque transcura el tiempo. Es una especie de paradigma, que de modo más general, se resumen en que las personas que tienen esta enfermedad poseen rasgos de irresponsabilidad, rebeldía, narcisismo, mal humor, dependencia, manipulación, arrogancia y la creencia de estar por encima de las normas sociales. Todas estas características se manifiestan en el individuo con el fin de ocultar su inseguridad y el miedo que poseen a ser rechazados.

Por lo general las personas que padecen de este síndrome, tienden a ser solitarias, manifiestan una escaza capacidad de empatía y son cerrados sentimentalmente, teniendo esto como consecuencia una personalidad fría, aislada e inestable.

Muchos psicólogos se atreven a denominar a los afectados por este síndrome como esquizo-afectivos.

sindrome de peter pan
Síndrome de Peter Pan

Sintomatología del Síndrome de Peter Pan

Además de las características de este trastorno, presenta síntomas evidentes en el día a día del paciente. Como lo son crisis de ansiedad, depresión severa y angustia. No son consistentes en el trabajo, por lo que cambian de empleo con frecuencia.

A medida que el individuo va creciendo, va estando protegido por una especie de “coraza” que es fomentada por el aislamiento y apatía característico de la condición, que evita el hecho de asumir que se va envejeciendo con el paso del tiempo. Una vez la persona llega a la edad adulta es entonces cuando se dan cuenta de su vida dolorosamente irrealizada – la mayoría de personas con este síndrome no logra alcanzar sus metas- y comienza a desencadenar las complicaciones colaterales. Se sumergen en el irresponsable mundo de la niñez, y se niegan a abandonarlo, reiterando la consciencia del fracaso, adaptando el comportamiento a su edad adulta. En algunos casos esta patología puede llegar a convertirse en una psicopatía.

Causas del síndrome de Peter Pan

Las causas de este síndrome son diversas, y muy opuestas, ya que intervienen distintos factores como el tipo de afrontamiento que la persona le dé a sus problemas, las características de su personalidad, entre otras. Sin embargo la infancia es un punto determinante, cuando hablamos del síndrome de Peter Pan, y es que bien sea el caso que la infancia del individuo haya sido extremadamente feliz, o por el contrario muy infeliz y carente de afecto, es un tema que define la inestabilidad del paciente

En el primer caso donde el individuo tuvo una infancia exageradamente feliz, lo que busca el síndrome es inmortalizar ese momento, apegándose a el a través de la conducta. Mientras que en el segundo caso, donde su infancia fue carente de afecto e infeliz, el síndrome actúa de manera contraria y lo que manifiesta es la búsqueda del tiempo perdido.

sindrome de peter pan hombres

Tratamiento del Síndrome de Peter Pan

Asumir el hecho que el ser humano no puede vivir sin responsabilidades, es el primer paso para el comienzo de un tratamiento terapéutico. A su vez la persona debe aprender a aceptar responsabilidades cotidianas por medio de estrategias que planteara el profesional a cargo del caso, serán estrategias que deberá practicar a lo largo de su vida.

También se debe enseñar al paciente a canalizar y ordenar sus pensamientos, ayudándole a interpretar las situaciones de otra manera y a aceptar su propia realidad sin necesidad de victimizarse, resolviendo conflictos que le ocasionen malestar.

La psicoterapia es fundamental para el tratamiento del síndrome de Peter Pan, para ayudarlo a asumir sus propias emociones y con esto incrementar su nivel de autoconfianza de manera ascendente, mejorando así en cuanto a su tolerancia a la frustración. Asimismo si el paciente presenta alteraciones colaterales como depresión, angustia, etcétera. Se deberá recurrir al tratamiento farmacológico para ayudar a la superación de dichas alteraciones.

Prevención del Síndrome de Peter Pan

Si bien hay factores cambiantes dentro de las causas de este síndrome de Peter Pan, existe a su vez una constante que es el estilo educativo en la infancia. Entonces en modo general podemos identificar a los padres como agentes preventivos de esta condición. Fomentando en el infante las responsabilidades adecuadas a su edad, sin necesidad de caer en un estilo de formación rígida y represiva, puesto que, esto también es contraproducente y conlleva a las mismas consecuencias.

Por ultimo hay que recordar que la clave del éxito radica en combinar el amor incondicional que se le brinda al niño con disciplina y pautas firmes en la conducta, que le permitan la aceptación de responsabilidades propias durante el proceso de crecimiento.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here