sindrome de burnout
Síndrome de Burnout

Síndrome de Burnout

El síndrome de burnout, también conocido como síndrome del desgaste profesional, es un padecimiento que a modo general consiste en la presencia de una respuesta permanente de estrés en el organismo. Generalmente ante situaciones de estrés emocional o interpersonal que se manifiestan en el lugar de trabajo. Se caracteriza principalmente por agotamiento físico y mental que aumenta progresivamente. Se manifiesta con falta de motivación absoluta para las tareas que realiza, cambios notables en su comportamiento arraigado a malos tratos, ineficiencia y negación de lo ocurrido.

Se considera a su vez una variación de estrés laboral en su estado crónico, y se acentua en pacientes que trabajan con atención al público o que tratan con terceros, como docentes, personal médico o atención al cliente. Este síndrome llega a ser causa de despidos laborales si no es diagnosticado de forma eficiente. En el punto más grave de esta enfermedad el empleado se encuentra tanto física, como mentalmente incapacitado para realizar su trabajo.

A pesar de los grandes efectos negativos que puede generar este padecimiento, no es considerado un trastorno mental, puesto que no se encuentra reflejado en el manual de diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales, sin embargo se incluye en la clasificación internacional de las enfermedades, en algunos países Europeos consideran este síndrome como una neurastenia.

Burnout
Burnout

Síntomas del Sindrome de Burnout

Si hablamos de síntomas, como mencionamos anteriormente son muy similares a los de estrés laboral, pero en el Síndrome de Burnout los síntomas se exponen de forma más intensificada.

Los síntomas más destacados son a nivel emocional, presentando cambio en el estado de ánimo, volviendo al individuo más irritable y sensible al mal humor. La mayoría de las veces, la cordialidad y los buenos modales se inhiben, generando conflictos innecesarios con los usuarios o compañeros de trabajo. Suelen mantenerse en una actitud defensiva y emplean con frecuencia el sarcasmo.

La desmotivación, el agotamiento tanto mental-fisico y el menor rendimiento protagonizan la perdida de ilusión por trabajar, perdiendo por completo su resistencia al estrés.

Este síntoma también contribuye a largo plazo en el deterioro cognitivo de quien la padece, haciendo cada jornada laboral larga e interminable.

Pero los síntomas no se limitan únicamente al ámbito emocional, también pueden generarse síntomas físicos, como lo son los dolores musculares y articulares, cefaleas, molestias gastrointestinales, problemas cardiacos, afecciones de la piel, mareos, disminución del apetito sexual y mayor riesgo a padecer obesidad.

sindrome de burnout

¿Qué causa este Síndrome de Burnout?

Una de las causas principales son los puestos de trabajo relacionadas con atención al cliente, durante largas jornadas laborales. También intervienen como factores importantes, el acoso laboral, el alto nivel de responsabilidad y trabajos monótonos o repetitivos.

Como nos damos cuenta esta patología comparte las causas del estrés laboral.

El elixir para esta condición.

El tratamiento para este síndrome, nos promete su eficacia, siempre y cuando sea detectado en la primera etapa de la enfermedad, ya que cuan más rápido conozcamos su existencia, lo mantendremos bajo control de manera más efectiva.

La iniciativa de un tratamiento puede generarse desde el trabajador o la empresa, por lo que es indispensable que haya una comunicación fluida por parte de ambos. Las empresas en general deberían contar con mecanismos para la detección temprana de estos casos, midiendo los niveles de cortisol de los empleados.

Entre los más usados tratamientos, se encuentra las técnicas de relajación y meditación. Estudios diversos han demostrado la reducción de la ansiedad en gran medida. Este tipo de actividades aumenta la actividad del cerebro, encargada de las emociones positivas. Asimismo escuchar música y dormir las horas necesarias también reduce los niveles de estrés.

No debemos olvidar los síntomas físicos como el dolor muscular en las diversas zonas del cuerpo, para dichos síntomas debemos incluir en nuestra rutina diaria ejercicios de estiramiento y antiestres en las instalaciones laborales.

Por ultimo es aconsejable que incluyamos un deporte como parte de nuestra cotidianidad, ya que además de mejorar nuestro estado de salud y físico, es un notable reductor del estrés y la depresión. Así como acudir a la ayuda de un profesional, bien sea con un psiquiatra, psicólogo o terapeuta, esto canalizara las emociones del individuo y le hará desarrollar mecanismos eficientes para el control de las situaciones límites que se le presenten a diario.

Próximo Articulo – Síndrome de Diógenes

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here